jueves, 2 de agosto de 2007

I Run...


Hola Minders...
He aquí la traducción del reciente post publicado por Jim Kerr en su Tour Diary en http://www.simpleminds.com/

Enjoy!!!

http://simpleminds.com/tourdiary/?request=article&id=40


02/08/07




"Corro"

Salgo a correr medianamente temprano cada mañana, en la medida en que esto sea posible.Gracias a Dios he gozado de buena salud toda mi vida, así que comencé a hacer ejercicio allá por 1994 cuando quería ponerme en forma para una próxima gira mundial.
Tocar con Simple Minds demanda estar lleno del tipo de energía que te permita dar lo máximo y mejor. Desafortunadamente para mi, contaba sólo con dos o tres meses antes de la partida de la planeada gira por lo que tuve que considerar seriamente que simplemente yo... no lo lograría. Esa si que fue una experiencia humillante.
La decisión que tomé en aquel mismo instante fue que necesitaba ponerme en acción de inmediato y "entrar en movimiento" otra vez, especialmente si quería seguir entregando el tipo de actuaciones enérgicas típicas de nuestra reputación en vivo, así fue como Charlie Burchill me presentó a su entrenador personal en Dublin.A partir de entonces, las mañanas comenzaban con sesiones de entrenamiento junto a Charlie, lo que significaba una magnífica manera de comenzar el día. Al cabo de un par de meses -con dieta intensiva incluída- ya estaba más que listo para el tour... y con nueva silueta!
Demás está decir que tomé la decisión más inteligente al permitir que el ejercicio cotidiano fuera una parte esencial de mi vida y así lo ha sido desde entonces. Al contrario de Charlie y algunos otros más que tocan en Simple Minds, ya no frecuento los gimnasios sino que prefiero hacerlo al aire libre.
Esos lugares no siempre son fáciles de encontrar en una gira que se centra en estadios y hoteles casi siempre ubicados en el centro de la ciudad. Con eso quiero decir que actualmente, no entreno demasiado durante una gira ya que francamente la performance de cada show es suficiente ejercicio. La clave está en hacer mucho ejercicio durante aquellos meses en los que no estoy en escena y mantener la energía al tope, los pulmones trabajando a full y quitándome kilos de encima (a veces!) Más allá de todo, digo que hacer ejercicio mantiene mi ánimo en lo más alto además de darle a mi mente un plus positivo.
De alguna manera parece que correr me cae a la perfección. Y más aún a pesar de que -por alguna razón- nunca pensé que pudiera lograrlo.Incluso más me sorprende que este mismo año en particular, alcancé una especie de meseta en la cual puedo correr fácilmente más de una hora cada día sin sentir demasiado esfuerzo. Pido disculpas si esto parece presumido pero no es mi intención. Simplemente me hace recordar que cuando empecé me destruía por hacer quince minutos seguidos!
Sorprendentemente la hora pasa rápido, como si fueran 20 minutos o algo así, mientras mi mente y mis piernas sienten que están de paseo. Además, me da mucho tiempo para pensar. Los problemas se resuelven en el transcurso del ejercicio al tiempo que ciertos planes que alguna vez se frustraron, de alguna manera se revelan como posibles o se ponen en su lugar, etc. Los enredos se destraban y hasta me surgen ideas para la letra de alguna canción mientras sigo dando vueltas en la casi silenciosa mañana.
Ahora me gusta correr sin importar el estado del tiempo. A veces bajo un sol que enceguece y con un calor abrazador. También salgo a correr cuando la lluvia me salpica toda la piel. Este año he corrido en varias sitaciones diversas, incluyendo a través de campos de arroz y pueblitos de Bali. El aire de la primera mañana se siente pesado por el dulce incienso que flota, tan agradable. Lamentablemente también hubo una parte negativa: me persiguieron unos perros callejeros.De todas maneras, este año pasé muy bien unas cuantas mañanas atravesando barrios de Glasgow. Una vez más saliendo de un hotel en el centro de la ciudad y llegando -sin proponérmelo- a esas calles en las que pasé mi infancia y mis años de adolescente.
Aunque lo mejor de todo fue cuando recientemente corrí varias mañanas consecutivas por la orilla del río Yarra en Melbourne, Australia. Tan apasionante como cuando hacía jogging no muy lejos de la zona del puerto de Osaka. Los puertos, muelles y dársenas me parecen sitios fascinantes y guardo de ellos grandes recuerdos y experiencias pasando horas corriendo a través de los puertos de Rotterdam, Copenhague y Buenos Aires.
Actualmente he regresado a Glasgow una vez más y a diario disfruto de un circuito que sólo está a unos pocos metros de donde Charlie y yo íbamos a la escuela. Es inevitable que al correr allí muchos recuerdos ya borrados vuelvan a cobrar vida al tiempo que algunas nuevas ideas y pensamientos vayan ocupando su propio espacio.
Dicen que fue un milagro cuando un hombre sagrado caminó sobre el agua. El correr me hace pensar lo maravilloso que es estar vivo y sano... Estar vivo y sano mientras camino sobre esta Tierra ya de por si es suficiente milagro para mí!


JK.








Traducción: Pablo Ramírez

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

SIMPLE MINDS Argentina Unofficial Fans Club